Ensayo – Las hermanas Ocampo

Presentar un ensayo argumentativo que permita sostener la siguiente afirmación: «Las hermanas Ocampo se enfrentaron a los estereotipos femeninos de su época, tanto a partir de su vida como a través de su obra».

                   Silvina y Victoria Ocampo supieron alcanzar la fama mundial destacándose en el ámbito literario. Silvina, por su parte, dedicándose a la ficción, y Victoria, trabajando y resaltando como periodista, cronista y mecenas.  Las hermanas Ocampo supieron conservar su imagen a través de la historia gracias a los tópicos que abarcaron, a su particular forma de escribir y a su destacado rol en esa época, siendo figuras que luchaban frente a la supremacía del hombre. A lo largo de su vida, tanto Silvina como Victoria Ocampo,  se enfrentaron y opusieron a los estereotipos femeninos de la época. Victoria Ocampo supo, a lo largo de su vida, enfrentarse a esta desigualdad y romper con estos estereotipos viviendo una vida sin ellos y luchando por su erradicación. Por su parte, Silvina Ocampo, supo exitosamente utilizar su habilidad literaria para romper con estos estereotipos en sus narrativas. Los cuentos “Ana Valerga” y “La Boda” son excelentes ejemplos de cómo la hermana menor habilidosamente trata la perversidad de la mujer permitiendo romper con los estereotipos en sus personajes femeninos.  

                    A partir de su vida, Victoria Ocampo fue capaz de oponerse a los estereotipos de la época. Su liberal forma de actuar mostraba, desde un principio, la forma en la que no seguía con lo que imponía la época. Su imagen contrastaba con la imagen del resto de las mujeres; manejaba, fumaba y vestía pantalones en una época en la que eso era aceptado socialmente sólo para los hombres. Esta ruptura del rol de la mujer también se ve reflejado mediante su atrevimiento a escribir y publicar, tanto en diarios como en revistas,  a pesar de las restricciones sociales y de lo que su padre le había ordenado. De esta forma, logró convertirse en la primera mujer designada como miembro de la Academia Argentina de Letras, lo que mostró un inmensurable avance en esta ruptura, y por lo que se la caracteriza y recuerda a lo largo de la historia como una pionera en esta evolución. Tanto Victoria como su hermana Silvina Ocampo, ambas se encargaron de difundir la cultura Argentina y sus figuras, y lograron un gran reconocimiento dentro de una sociedad que todo estaba reservado para el éxito del hombre.  

                     Este enfrentamiento hacia los estereotipos también se presenta en las obras de Silvina Ocampo. En el cuento “Ana Valerga”, se muestra completamente distorsionado el rol de la mujer. En tres instancias de la narración se presenta a la protagonista mujer de una forma totalmente diferente a la que se mostraba en esa época. Por un lado se presenta a la protagonista como una mujer con “los ojos de lebrel, la boca de anfibio, las manos de araña, el pelo de caballo”, características que “hacían de ella un animal más que una mujer.” Mediante estas citas se puede ver un total rompimiento de los estereotipos respecto a lo físico. La mujer siempre era descrita como visualmente correcta y prolija, y en esta historia se hace un completo contraste al ser animalizada físicamente. Por otro lado, en este cuento, se rompe con la imagen angelical de la época. En “Ana Valerga” se menciona;  “…tenía un sistema para domarlos: los amenazaba con un vigilante…”, lo que permite contrastar con la imagen angelical y buena de la mujer, y , en cambio, se muestra al mando. Finalmente, Silvina Ocampo es capaz, a través de esta historia, de enfrentarse al estereotipo que mantenía a la mujer como sumisa del hombre. En la narración se presenta; “Una vez persuadió al vigilante para que la detuviera…”, mostrando cómo en esta narración se deja de lado el rol de sumisa de la mujer, siendo ella quien busca convencer y persuadir a un hombre, no al revés. 

                    En la obra de Silvina Ocampo, “La Boda”, también se presenta el enfrentamiento a los estereotipos de la época, esta vez mediante la perversidad menos esperada de los personajes femeninos. Por un lado, se presenta a Gabriela, y por el otro a Roberta. Estos dos personajes permiten mostrar su perversidad a lo largo del texto, contrastando completamente con el inactivo rol que tenían las mujeres en la época. La historia gira alrededor de estos dos personajes, que deciden ponerle una araña en el rodete de Arminda, quién iba a casarse. Gabriela en una instancia de la historia menciona; “¿Pongo la araña adentro?-… mostrándole el rodete”. Este hecho muestra la perversidad de la protagonista, una niña de 7 años, cuyo rol e inocencia en esa época no concuerdan con lo que presenta el texto. Por otro lado, se encuentra Roberta, que le dice a Gabriela;  “Todo esto será un secreto entre nosotras -dijo… torciendo mi brazo hasta que grité.” Estos hechos son fundamentales en el desenlace del texto porque son lo que llevan a la muerte de Arminda, mostrando la perversidad de las protagonistas en su máxima expresión. De esta forma se puede decir que este asesinato que se presenta en “La Boda” se resalta como la excepción a la norma, la excepción a lo que ocurría con los casamientos y los preparativos que realizaban las mujeres. Este hecho, aparentemente consumado por Roberta y Gabriela, se presenta como una irrupción, como lo anormal dentro de una sociedad masificada que seguía estrechamente las creencias de un rol fijo de la mujer.

                      En conclusión, tanto Silvina como Victoria Ocampo, lograron oponerse al marcado estereotipo de la mujer impuesto en la época. Victoria, desde su rol como periodista, cronista y mecenas fue capaz de romper con diversos aspectos, y decidió vivir como una mujer más liberal y mostrarse en público de esta forma durante toda su vida. Por su parte, Silvina, logró esto mismo al protagonizar sus historias con personajes femeninos cuyas características se oponían a las mujeres de la época, y en donde el rol del hombre fue siempre el secundario. De esta forma, las hermanas Ocampo se hicieron conocidas mundialmente, y gracias al rompimiento de los estereotipos femeninos, entre tantas otras cuestiones, pudieron permanecer en la historia, y hasta el día de hoy, como figuras sumamente importantes de la literatura Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *